Estilo de vida y cultura

Bar Rote en el Volkstheater, una lámpara de araña en primer plano

Está aquí:

El contenido de esta página está archivado y no se puede actualizar bajo ninguna circunstancia.

Fuegos artificiales sobre Viena con Stephansdom en la imagen
© WienTourismus/Christian Stemper

Cómo celebran el Año Nuevo los vieneses

Mientras que a unos les gusta recibir el Año Nuevo mirando con nostalgia al pasado y se plantean una serie de buenos propósitos para los próximos doce meses, otros prefieren desmelenarse y empezar el año disfrutando del aquí y del ahora. Sea usted del grupo que sea, estos cinco consejos le ayudarán sin ninguna duda a que su Nochevieja en Viena sea una velada perfecta. A todo esto: ¡brindemos por el Año Nuevo!

1. Todo comienzo es ruso

Empezar con un desayuno ruso es la mejor forma de abrir la última jornada del 31 de diciembre con dinamismo. El mejor lugar para disfrutar de un desayuno ruso es el Café Ansari, donde lo preparan a base de huevos rellenos de salmón ahumado, ensalada de remolacha roja... ¡y vodka! Sin embargo, si el vodka a la hora del desayuno le parece un poco demasiado, siempre cabe la opción darle algo de consistencia con un poco de cava.

2. Consejo secreto: Sendero de San Silvestre light

Cuando se dice "Nochevieja" y "Viena", también hay que hablar del Sendero de San Silvestre. De todos modos, todo el centro de Viena se convierte en una gran fiesta durante la Nochevieja, que alcanza su momento álgido con los fuegos artificiales en la Rathausplatz a medianoche. A continuación, toda la ciudad se suelta la melena a cielo abierto y baila para celebrar la llegada del nuevo año. Nuestro consejo: haga como los auténticos vieneses y visite el Sendero de San Silvestre poco después del mediodía del día de Nochevieja. Allí tendrá la posibilidad de disfrutar del ponche, la cocina y de un ambiente musical sin parafernalia en un ambiente tranquilo.

3. Experimentar la cultura vienesa en persona

Quien desee explorar el espíritu vienés en profundidad, solo precisa de dos cosas: una televisión y un paquete de los conocidos como peces de la suerte del fabricante vienés de dulces Manner. ¿Para qué hace falta la tele? Una fiesta vienesa de Año Nuevo que se precie no puede considerarse tal sin un capítulo de Nochevieja de la serie austriaca de culto Ein echter Wiener geht nicht unter. La serie trata la vida de la familia obrera Sackbauer y el cabeza de familia, Edmund, que gracias a sus hilarantes ataques de cólera anima el programa nocturno de la radiotelevisión pública de Austria (ORF), que encuentra adeptos tanto en jóvenes como en adultos Y ahí es cuando entran en juego los peces de la suerte, ya que todos los vieneses devoran estas tradicionales galletas de bizcocho en Nochevieja. Pero atención: hay que empezar a comérselas por las aletas, lo que garantiza que la suerte esté de su lado durante el año que empieza; ¡es una rigurosa tradición vienesa!

4. Las orejas lejos de los fuegos artificiales y demás cosas

La espléndida vista de la Catedral de San Esteban es algo que conoce prácticamente todo el que haya oído hablar de Viena. El sonido de su mayor campana, sin embargo, es algo que solo conocen algunos, y es que la Pummerin solo tañe en ocasiones especiales. Una de estas ocasiones es el fin de año: a las doce en punto de la noche, la campana de la Catedral de San Esteban suena exactamente doce veces para recibir el Año Nuevo. El tañido de la campana se puede oír en prácticamente toda la ciudad, algo que en realidad se debe más al hecho de que todos los canales de televisión y radio retransmiten su sonido antes de que empiece el tradicional vals vienés. Es entonces, como muy tarde, cuando todos empiezan a moverse a compás de tres por cuatro: ya sea en casa, en la Plaza de San Esteban o en la fiesta de Nochevieja.

5. La guinda del pastel: esplendor en el puesto de salchichas

De la misma forma que darse dos besos forma parte de la tradición de Nochevieja, la costumbre de terminar la noche en con una visita al puesto vienés de salchichas para celebrar una noche de Año Nuevo como Dios manda es algo que no debe faltar. Es especialmente recomendable visitar el puesto de salchichas Bitzinger en el museo vienés del Albertina. Queda a solo unos minutos a pie de la Catedral de San Esteban, y en la carta tiene algunos clásicos de puesto de salchichas como el Käsekrainer, el Waldviertler o el Sacherwürstel, acompañados de alguna que otra copita de cava o cerveza de barril, todo servido, por supuesto, en sus correspondientes vasos.

Café Ansari

Praterstraße 15
1020 Wien

Stephansplatz

Stephansplatz
1010 Vienna

Rathausplatz

Rathausplatz
1010 Vienna

Tienda Manner

Stephansplatz 7, Rotenturmstraße
1010 Vienna

Catedral de San Esteban

Stephansplatz
1010 Vienna
  • Horarios de apertura

    • Lu, 06:00 - 22:00
    • Ma, 06:00 - 22:00
    • Mi, 06:00 - 22:00
    • Ju, 06:00 - 22:00
    • Vie, 06:00 - 22:00
    • Sá, 06:00 - 22:00
    • Do, 07:00 - 22:00
    • festivos, 07:00 - 22:00
  • Visitas guiadas

    • Guided tour of the Cathedral, daily

      • 3 pm, approx. 30 minutes

      Guided tour of the Cathedral english, Monday - Saturday

      • 10.30 am, approx. 30 minutes

      Guided tour of the catacombs, every quarter or half an hour

      • Monday - Saturday, 10 - 11.30 am
      • Monday - Saturday, 1.30 - 4.30 pm
      • Sunday and holidays, 1.30 - 4.30 pm

      Elevator to the Pummerin

      • daily, 9 am - 5.30 pm

      Ascend the South Tower of the Cathedral

      • daily, 9 am - 5.30 pm

      Evening tour including tour of the roof (July - September)

      • Saturday, 7 pm
  • Accesibilidad

    • Entrada principal
      • sin peldaños (Doppelschwingtüre 120 cm ancho)
    • Entrada lateral
      • 3 Peldaños (Doppelschwingtüre 90 cm ancho)
    • Más información
      • Se permite la entrada de perros guía
    • Observaciones

      Access to the Treasuries and museum by elevator (warning: steps!), not wheelchair-accessible, daily from 10 am - 6 pm. Closed Sun and public holidays.
      North Tower: access via elevator only (door width: 65 cm) and 12 steps (not wheelchair-accessible). South Tower: 343 steps (not wheelchair-accessible).
      Parking space for visitors with disabilities (Singerstrasse).

      Evening guided tours with roof tour and guided tours of the catacombs are are not wheelchair-accessible.

Puesto de salchichas de Bitzinger en el Albertina

Albertinaplatz
1010 Vienna