Vitrinas del bar Miranda

Shake it, Baby!

Últimamente en algunos bares de cócteles se ponen a hervir durante horas las esencias hechas en casa. Los bares de Viena apuestan ahora por refrescos, infusiones, jarabes y licores caseros. Esta nueva tendencia se llama “cuisine style”. Las conservas están volviendo a ponerse de moda y los barmans se convierten en cocineros. Como, por ejemplo, en el Heuer am Karlsplatz. Enormes tarros de cristal llenos de frutas y almíbares decoran los estantes del local, sin limitarse a ser mera decoración.

Hierbas aromáticas en copa de cóctel

La especialidad en el Heuer am Karlsplatz son los siropes de fruta sobre una base de vinagre, que reciben el nombre de Schrubs. La especialidad de la casa son los jarabes de fruta a base de vinagre, los llamados “shrubs”. Los productos caseros se encuentran tanto en la cocina como en la barra. Las hierbas aromáticas proceden del contiguo Karls Garten. En el bar Botanical Garden, el nombre ya lo dice todo: las hierbas aromáticas y las especias que sirven para crear infusiones y jugos caseros crecen en el mismo bar, puesto que las macetas cuelgan del techo.

Homenaje a Viena

El hecho de que los barmans estén en la cocina es solo una de las facetas del nuevo arte de la mezcla. Muchos le dan a sus cócteles un toque especial con aguardientes de la zona. Las raíces del productor vienés Burschik se remontan al año 1891; la receta ha sido modificada en varias ocasiones, dándole nuevos impulsos. Desde hace algunos años, el Burschik’s vermouth se encuentra de nuevo con frecuencia en la lista de los bares, solo o en bebidas mezcladas, como por ejemplo en el restaurante Kussmaul, que también posee un fantástico bar de cócteles.

El Heuer am Karlsplatz y el Kleinod mezclan sus bebidas también con vermú de la casa Burschik, pero también con Wien Gin. Esta ginebra es un producto de la empresa “Kesselbrüder” y puede degustarse tanto en la elegante barra dorada del Erich como en el restaurante Salonplafond im MAK. Esta fantástica ginebra de etiqueta modernista es además ideal para llevarse un recuerdo.  

A la hora de mezclar no solo se utilizan productos vieneses, sino de toda Austria. También los aguardientes de frutas y el vino de postre “Beerenauslese” sirven para hacer cócteles. Por ellos (además de otros productos caseros) apuesta la tienda-bar Tür 7. Para ver este bar con ambiente de sala de estar se recomienda avisar anteriormente por teléfono. Como en los “speakeasy” de los tiempos de la prohibición, hay que tocar el timbre para entrar.

Cócteles vintage

La nueva generación de barmans está recuperando los cócteles clásicos. Las recetas (algunas centenarias) vuelven a ponerse de moda. Esta es la especialidad del bar de moda Miranda Bar. En un ambiente moderno y acogedor se sirven cócteles casi caídos en el olvido, por ejemplo numerosas variantes del Fizz. También el Kleinod apuesta por lo vintage, tanto en la decoración interior (con un toque modernista) como en los cócteles. Por supuesto que en estos bares los ingredientes suelen ser caseros.  

Una buena comida y una buena bebida van de la mano, lo que también demuestran algunos bares. Por ejemplo el Roberto American Bar y el delicioso R&Bar (en estilo de los años 50), que se dedican a la cultura del aperitivo y sirven tapas con los cócteles.

Texto: Susanne Kapeller

Heuer Garten. Restaurant. Bar.

Treitlstraße 2, 1040 Wien
añadir a mi plan de viaje

Salonplafond en el MAK

Stubenring 5, 1010 Wien
añadir a mi plan de viaje

Tür 7 | Bar

Buchfeldgasse 7, 1080 Wien
añadir a mi plan de viaje

Miranda Bar

Esterházygasse 12, 1060 Wien
añadir a mi plan de viaje

Roberto American Bar

Bauernmarkt 11-13, 1010 Wien
añadir a mi plan de viaje

 

Teilen, bewerten und Feedback
Valorar artículo
Recomendar artículo

Los campos marcados con* son obligatorios.
No se guardarán los datos y direcciones de correo electrónico proporcionados ni se hará uso de ellos.

De
para
Comentarios para la redacción de wien.info

Los campos marcados con* son obligatorios.

Título *