Nightlife, DJ

Al ritmo de Viena

Un auténtico fenómeno es el auge que está experimentando recientemente la música pop,  un ambiente de efervescencia creativa que traspasa las fronteras de Viena. Los nuevos héroes de la música se atreven a serlo.

El auge de la música pop

Los miembros del grupo Bilderbuch por ejemplo, actúan seguros de sí mismos como si fueran los reyes del escenario. Su cantante Maurice Ernst, según cuenta en una entrevista a la revista “Zeit”, escenifica “el nuevo soul vienés” con puntos de contacto en el mundo creativo de la ciudad. En sus vídeos musicales aparece vestido por jóvenes diseñadores vieneses, como por ejemplo DMMJK. La modestia no es lo suyo, el pop de Bilderbuch suena sexy y con una pizca de delirios de grandeza. “Si quieres ser mi mujer, nos compro una casa de oro y nácar”, canta en su éxito “Maschin” montado en un Lamborghini amarillo.

No menos convencidos de sí mismos se muestran los cinco miembros de Wanda. Sus textos están dotados de colorido local vienés, glamour y excesos y cantan las penas del amor. Éxitos como “Bologna” y “Bussi Baby” los llevaron a la fama internacional; en 2016 ya recibieron las primeras invitaciones para ser cabeza de cartel en algunos megafestivales.

De la música indie a la electrónica

El líder del grupo, Marco Michael Wanda, se muestra impresionado por dos compañeros cuya música no sólo es “indie” (es decir, independiente) por el nombre: Soap&Skin, alias Anja Plaschg, consigue poner la piel de gallina y crear un ambiente melancólico mediante sus geniales melodías minimalistas y mucha electrónica; el descarado Nino aus Wien se saca la frustración de encima con sus textos libres de complejos. Ambos no representan el gusto de la mayoría, pero sí vigorosas y brillantes facetas del panorama musical vienés.

De los clubs y locales nocturnos de Viena salen ritmos de groove, bajos profundos y sonidos apasionantes. La música de jazz, rock, pop, world y electrónica suena y se mezcla en directo e invita al baile. Y aunque uno esté fuera de la ciudad, puede encontrar igualmente con facilidad los ritmos vieneses, por ejemplo en la persona de los DJs vieneses Wolfram Eckert o Patrick Pulsinger, que actúan por todo el mundo.

Ese Danubio tan azul

El liderazgo musical de Viena no es nada nuevo. La creatividad musical ha existido aquí siempre. Los maestros de la música clásica (Haydn, Mozart, Beethoven) crearon obras extraordinarias. Su sucesor y rey del vals, Johann Strauss, llegó a convertirse poco más tarde en una verdadera estrella de la música. Hace 150 años, el 15 de febrero de 1867, sonó por primera vez su vals “El bello Danubio Azul”, himno inoficial de Austria, pieza obligada en cualquier baile y bis tradicional en el Concierto de Año Nuevo de la Orquesta Filarmónica de Viena.

Con razón las obras maestras de siempre siguen apareciendo en los programas, unas veces en su versión original, otras en una interpretacion contemporánea. El teatro de ópera más joven de Viena, el Theater an der Wien, apuesta por emocionantes escenificaciones operísticas: en 2017 serán Peer Gynt de Werner Egk y La reina de las hadas de Henry Purcell.  

La impresionante cifra de 15.000 conciertos anuales favorece la variedad: desde la música antigua (barroca y compañía) en el festival RESONANZEN, hasta la contemporánea en el festival WIEN MODERN, pasando por la música clásica. A Johann Strauss y al no menos vivaracho Wolfgang Amadé les encantaría ver lo que ocurre en la Viena de hoy.

Texto: Susanna Burger

Videos:

Teilen, bewerten und Feedback
Valorar artículo
Recomendar artículo

Los campos marcados con* son obligatorios.
No se guardarán los datos y direcciones de correo electrónico proporcionados ni se hará uso de ellos.

De
para
Comentarios para la redacción de wien.info

Los campos marcados con* son obligatorios.

Título *
Título