Gente bailando en el Opernball
© WienTourismus/Peter Rigaud/Couture Vivienne Westwood Vienna

¡Todos al vals!

El 11 de noviembre comienza la mejor época del año para todos los aficionados al baile y los eventos de danza. Puntualmente al inicio de los carnavales dará comienzo la temporada vienesa de bailes, que se inaugurará con un vals público en el centro de la ciudad. La temporada de bailes y galas de Viena encuentra su clímax en enero y febrero. La vieja tradición de los bailes de carnaval todavía sigue viva en la ciudad. Se baila a ritmo de vals al compás de tres por cuatro, en las habitaciones contiguas se mueve el esqueleto también a ritmo de música disco.

La temporada de bailes de Viena ofrece 2000 horas para disfrutar bailando.

La temporada de bailes comienza con el Baile de los Deshollinadores. Para aquellos a quienes les asombre este baile: en Viena es muy normal que prácticamente cada gremio tenga su propio baile, por lo que también existe el Baile de los Pasteleros e incluso el Baile de los Levantadores de Pesas.

En el Hofburg de Viena se celebra un número particularmente alto de bailes. Los bailes tradicionales siguen un ceremonial solemne. Las damas se presentan vestidas de largo, mientras que los hombres visten smoking o frac. Las mujeres jóvenes vestidas de blanco y los hombres abren el baile con una polonesa, y es a partir del momento en que se dicen las palabras alles Walzer (Todos al vals) cuando todos pueden empezar a bailar en el centro de la sala. Los espectáculos y las representaciones a lo largo de la noche marcan la velada. Uno de ellos es la popular comparsa El murciélago de Johann Strauss. Esta es representada por el público dirigida por un maestro de baile y, para diversión de todos, termina con un absoluto maremágnum de gente mezclándose.

¡Les pedimos que bailen!

En el día de Nochevieja se celebra la entrada en el nuevo año con el Baile de Nochevieja en el Hofburg que tiene lugar en el magnífico ambiente del Hofburg. En el Baile de los Cazadores , los invitados acuden al Hofburg vestidos de fiesta. El Baile de los Cafeteros es una ocasión especialmente festiva, mientras que el más legendario es el Baile de la Ópera de la Ópera Nacional de Viena. Este día se da la oportunidad única no solo de ver este famoso edificio en la Ringstrasse por dentro y por fuera, sino también de vivir entre bastidores una experiencia sin igual rodeado de multitud de estrellas. Con destacados invitados que van desde artistas hasta el presidente de la república, este evento es incluso retransmitido por televisión.

La Orquesta Filarmónica de Viena invita a su baile en el Musikverein. Durante la apertura de este evento los músicos de la orquesta más famosa del mundo se encuentran detrás de los instrumentos. También durante la clausura la Filarmónica de Viena volverá a la pista de baile. El baile más dulce es el Baile del Bombón , en la Wiener Konzerthaus. Este evento es conocido por su ambiente informal y distendido. En el Kursalon Wien, donde los hermanos Strauss celebraban antaño sus grandes éxitos, ahora se bailan valses durante el Baile de Johann Strauss. En el Baile de las Flores, toda la Rathaus se convierte en un auténtico mar de flores.

Todo tiene un final...

El cierre de la temporada de bailes tiene un ritual tradicional: la intensidad de la luz de la sala de baile disminuye, y se inicia la melodía que introduce un vals lento. Más tarde, las esplendorosas noches de bailes en Viena pueden acabar en un puesto de salchichas o comiendo un gulasch en un café.

En nuestra base de datos de actuaciones se pueden consultar los demás bailes de Viena.

Teilen, bewerten und Feedback
Valorar artículo
Comentarios para la redacción de wien.info

Los campos marcados con* son obligatorios.

Título *