Imagen de portada del DJ y productor Wolfram
© DFA Records

Wolfram: el otro Amadeus

En el mundo de la movida nocturna, su nombre se oye en sitios como Nueva York, Tokyo, Berlín y Moscú. La publicación de los álbumes de Wolfram también está rodeada de espectáculo y sensación. Los discos del DJ de ensortijado cabello los produce la marca neoyorkina DFA Records, lo que da un toque de nivel a cualquier artista comprometido con el mundo discotequero. Sin embargo, el laboratorio creativo de Wolfram está en Viena. Para este músico nacido en Carintia, todo empezó a principios de los años 2000. Como en la actualidad, en sus inicios también destacaba por juntar cosas que la gente no asociaría fácilmente entre sí. Las agudas miradas de la policía del buen gusto es algo que nunca le han importado mucho. Y eso le favorece.

Los años 80 en el corazón

Los sonidos del techno y del italo disco han coexistido en su música de forma pacífica desde el inicio, mezclados con un toque clásico de Eurodance y con sonidos sacados de clásicos del videjuego. Se demanda todo lo que sea fácil de escuchar, que haga que se muevan las caderas y mantenga la fiesta en su punto. A la hora de escuchar su trabajo, no hay que pasar por alto el evidente amor por el cálido sonido de los sintetizadores analógicos, que demuestran que Wolfram realmente es un chico de los 80. En lo que a moda se refiere, la tendencia de las sudaderas de aquella época le gustaron tanto como los monos de competición de la Fórmula 1 de antes. Sabe llevarlos. A fin de cuentas, en su día también hizo sus pinitos como modelo. El planteamiento de Wolfram es tan refrescante en todos los sentidos como libre de dogmas, y a la postre ha logrado sonar junto a algunos de los grandes del sector. El aficionado más famoso de Wolfram es la estrella norteamericana Moby, a quien ha encargado mezclas de su música, igual que los reyes estadounidenses del disco Hercules and Love Affair. El nuevo álbum de Wolfram es una muestra clara de sus impresionantes conexiones internacionales (estreno en septiembre de 2019).

De Haddaway hasta Hurn

Siguiendo un simpático juego de palabras, ha sido bautizado con el título Amadeus. En el nuevo trabajo colabora la provocadora del electro canadiense Peaches, así como al rapero de cloud rap más famoso de Viena, Yung Hurn. Como ya se ensayó en el álbum debut de Wolfram aparecido en 2011, en este nuevo lanzamiento volverá a escucharse al icono del Eurodance, Haddaway, como estrella invitada. El rapero estadounidense The Egyptian Lover también ha colaborado en Amadeus. Pero el nuevo trabajo del DJ aún depara alguna sorpresa más, una de ellas en forma de cooperación con Pamela Anderson. Esta heterogénea selección de estrellas invitadas, así como el rimbombante título del álbum, es algo que habrá que tomarse con el mismo humor que está presente en toda la obra de Wolfram. Los lugares donde se ha desarrollado su trabajo como DJ también son importantes. A mediados de la década de 2000, Wolfram fue DJ residente en toda una serie de fiestas celebradas en un espacio muy estrecho: un tiempo en el que aún se bailaba en una escalera del venerable MAK.

https://soundcloud.com/wolfram

DJ y productor Wolfram vistiendo un mono azul delante de un coche naranja
© DFA Records
DJ y productor Wolfram llamando por teléfono con un plátano
© DFA Records
DJ y productor Wolfram con un busto de Mozart
© DFA Records
DJ y productor Wolfram vistiendo un viejo mono de Fórmula 1 en el mar
© DFA Records
Teilen, bewerten und Feedback
Valorar artículo
Comentarios para la redacción de wien.info

Los campos marcados con* son obligatorios.

Título *