El dúo Wiener Blond delante de un conjunto de violinistas en un parque
© Theresa Pewal

Canciones vienesas

La canción vienesa es un fenómeno. ¿Qué ciudad puede decir que posee un género musical que lleva su nombre? Apareció hacia el año 1800 y hoy en día existen diversas variantes. Las canciones vienesas tradicionales, como las que se escuchan en las tabernas de vino, giran entorno a temas muy vieneses, como por ejemplo el amor, la muerte, el vino o la misma ciudad.

Hay jóvenes grupos dedicados a la canción vienesa que la adaptan a los nuevos tiempos y que coquetean con otros géneros como el jazz, el blues o el pop. Algunos artistas de la talla de André Heller o Roland Neuwirth fueron los pioneros, ahora ocupan sus puestos el escritor y músico Ernst Molden o grupos musicales como 5/8erl in Ehr’n. Entre los talentosos instrumentistas se encuentran tanto el acordeonista Otto Lechner como el virtuoso del acordeón de botones Walther Soyka, que (formando un dúo con Karl Stirner a la cítara) combina de manera muy natural la música étnica típicamente vienesa con la improvisación.

Muchos intérpretes creativos de la canción vienesa rebasan los límites del género con su música, cada uno a su manera.

Una mezcla salvaje

Los seis caballeros del grupo Buntspecht se han ganado el corazón (y las orejas) del público con sus canciones, que oscilan entre gypsy swing, bossa nova, canción vienesa y folk. El cantante y guitarrista Lukas Klein nos cuenta: “Nuestra música es muy variada. Los géneros y los temas de los textos impresionistas se mezclan de manera salvaje. Quizás esto sea lo típicamente vienés, ya que si Viena se caracteriza por algo es por su multiculturalidad y su diversidad. Nos encanta lo orgánico, lo de la tierra y, sobre todo, tocar juntos. Creo que por eso funcionamos tan bien en vivo, porque estamos muy compenetrados. Y el público se da cuenta de esta energía auténtica y positiva.“

El sello de Voodoo Jürgens es, por el contrario, el humor negro de sus textos, cantados en dialecto vienés. Felix Kramer, un músico joven y académico, consigue una emoción típicamente vienesa que toca la fibra. El dúo Wiener Blond añade a la canción vienesa beatbox, loops y pop. Y los grupos Wanda y Bilderbuch llenan las salas nacionales y extranjeras ya desde hace tiempo.

Experiencias en vivo

Lo mejor es sumergirse en vivo en el mundo de la música vienesa, algo muy fácil teniendo en cuenta la gran cantidad de festivales existentes: wean hean (“escuchar Viena”) y el festival del acordeón tienen lugar en primavera, Wien im Rosenstolz en octubre y su derivado Landpartie en mayo. La Fiesta de la Isla del Danubio ofrece 600 horas de programación a finales de junio y la Popfest en julio muestra un resumen del panorama musical vienés.

En los clubs y bares de música de la ciudad puede acercarse uno mucho a los intérpretes. En el Theater am Spittelberg, Ernst Molden, Nino aus Wien, Voodoo Jürgens y Wiener Blond ya han entusiasmado al público con sus canciones vienesas que reflejan el espíritu de la ciudad. 

Texto: Susanna Burger

Teilen, bewerten und Feedback
Valorar artículo
Comentarios para la redacción de wien.info

Los campos marcados con* son obligatorios.

Título *