Durante un paseo por el mercado más conocido de Viena encontrará productos exóticos, locales animados , edificios modernistas que merece la pena visitar y un rastro los sábados.