Barcos de vela en el Viejo Danubio
© WienTourismus / Christian Stemper

Placer en el agua

A los vieneses les encanta su agua, y particularmente les encanta el Danubio. Tanto es así que, de vez en cuando, prescinden de ir al mar para pasar sus vacaciones a la orilla de la Isla del Danubio o en las playas del Viejo Danubio. Eso sí, una cosa es imprescindible: la cocina. Los restaurantes del Viejo Danubio rebosan verdadero encanto vacacional por los cuatro costados.

Un clásico es el restaurante Zur Alten Kaisermühle. Aquí se puede estar sentado en una terraza con vistas al Viejo Danubio, uno de los afluentes del río. Por el agua pasan cisnes y las barcas, mientras que por la noche la iluminación genera una atmósfera de romanticismo. Más conocido por las deliciosas costillas que salen de sus fogones, el restaurante Zur Alten Kaisermühle también es recomendable para cualquier plato hecho a la parrilla.

Disfrute del encanto mediterráneo de la Ufertaverne. Desde su terraza de dos pisos se ven los barcos de la escuela de vela Hofbauer. Ello hace que la Ufertaverne parezca prácticamente un típico local de puerto. El ambiente del Viejo Danubio es pintoresco. Aquí también hay platos a la parrilla y delicias del agua.

La nueva Bootshaus del Viejo Danubio también merece una visita. El remo se lleva practicando aquí desde hace más de 100 años. Con las acogedoras habitaciones con chimenea y sofás Chester, antiguos trofeos, fotos y remos históricos decorando las paredes, la Bootshaus transmite a sus visitantes la atmósfera de un verdadero club de remo. Una terraza de ensueño suspendida directamente sobre el agua es el lugar perfecto para degustar platos de inspiración mediterránea o, simplemente, para disfrutar observando la puesta de sol.

Desde el Danubio apenas hay un breve paseo hasta el pequeño estanque Hanslteich. Puede que aquí nadie espere encontrar un restaurante con terraza al uso. Por ese motivo, al encontrarse con el restaurante Klee am Hanslteich la sorpresa es mayúscula. Ubicado en un entorno totalmente natural rodeado de juncos, en este recinto se puede disfrutar de cocina austriaca de la más alta calidad y de ligeros platos mediterráneos. También vale la pena hacer una visita en invierno y disfrutar del acogedor interior decorado con abundante madera.

El Marina Wien es el puerto de Viena para yates y barcos a motor. Quien llega desde el Danubio puede atracar su barco aquí. El Marina Restaurant, situado directamente en el puerto y en el Danubio, tiene sus puertas abiertas a todo el mundo y es fácil llegar, simplemente bajando en la parada de metro Donaumarina, de la línea U2. Se preparan pescado, hamburguesas y filetes. Las tres fantásticas terrazas que hay sobre el agua aportan un encanto mediterráneo con unas vistas que muestran el Danubio en todo su esplendor.

Directamente a las orillas del Danubio está el Waterfront Kitchen. Los barcos surcan plácidamente el Danubio mientras los huéspedes disfrutan de la comodidad de la amplia terraza y disfrutan las vistas que esta les regala sobre el río. La carta esconde delicias de agua de mar y de río, además de cocina mediterránea y regional.

Incluso en plena ciudad hay restaurantes en el agua: el Canal del Danubio se extiende a lo largo del límite con el distrito 1. Tanto por el ambiente como por la cocina, recomendamos encarecidamente ir al Motto am Fluss. El restaurante yace como una lancha estilizada sobre la orilla y, tanto desde su terraza como desde el interior, especialmente de noche, se puede disfrutar de la bonita vista de los puentes iluminados de colores del Canal del Danubio. Si a todo eso se suma una carta con platos excelentes, se alcanza la perfección.

Teilen, bewerten und Feedback
Valorar artículo
Recomendar artículo

Los campos marcados con* son obligatorios.
No se guardarán los datos y direcciones de correo electrónico proporcionados ni se hará uso de ellos.

De
para
Comentarios para la redacción de wien.info

Los campos marcados con* son obligatorios.

Título *