Construcción del Complejo Werkbundsiedlung en Jagicgasse
© WienTourismus / Paul Bauer

Urbanización Werkbundsiedlung de Viena: la joya del modernismo

¿Desea conocer una joya arquitectónica menos transitada por los turistas? La Werkbundsiedlung, en el suburbio de Hietzing, es el mejor lugar de Viena para admirar las visionarias construcciones de los grandes del modernismo en poco espacio. La urbanización comenzó a construirse entre los años 1929 y 1932 como un conjunto de 70 residencias familiares basadas en el modelo de la Werkbundsiedlung de Stuttgart. Se invitó a participar en el proyecto a más de 30 arquitectos. El encargo que se les dio consistía en diseñar casas que fuera rentable construir y que pudieran ofrecer la mayor funcionalidad posible en poco espacio.

Small is beautiful

Los arquitectos lograron hacer algo visionario, porque las construcciones concebidas terminaron por convertirse en una nueva forma de vivienda social. La Werkbundsiedlung se convirtió en un contramodelo de las monumentales viviendas de protección oficial como el Karl-Marx-Hof. Su lema era small is beautiful (en inglés, lo pequeño es bello). Las razones por las que vale la pena coger el bus desde la estación de la línea U4 Ober St. Veit para hacer una visita al Werkbundsiedlung son varias. Hasta la actualidad, se han conservado 64 de las 70 edificaciones iniciales. Estas fueron renovadas con gran celo hace pocos años. Qué tiene de especial: la Werkbundsiedlung no es un museo, sino una urbanización de viviendas unifamiliares habitadas, que a día de hoy sigue siendo vivienda social. Los vieneses y vienesas que viven aquí siguen teniendo vistas al jardín. Lo que es aún más admirable es el hecho de que todos los arquitectos que participaron en su construcción eran de los más grandes de su tiempo.

Vista de la fachada de una vivienda adosada de Adolf Loos en la Werkbundsiedlung

Vivienda adosada diseñada por Adolf Loos en la Woinovichgasse

© WienTourismus/Paul Bauer
Vista de la fachada de una vivienda adosada de Arthur Grünberger en la Werkbundsiedlung

Los edificios Jagdschlossgasse 80 y 82 de arquitecto Arthur Grünberger

© WienTourismus/Paul Bauer
Complejo Werkbundsiedlung

Vista de los edificios de la Werkbundsiedlung Veitingergasse 87 y 89

© WienTourismus / Paul Bauer
Construcción del Complejo Werkbundsiedlung en Jagicgasse

Vista del jardín de la casa Veitingergasse 75

© WienTourismus / Paul Bauer

Un influyente gestor de proyectos

El representante más radical del modernismo temprano en Austria, Adolf Loos, colaboró en dos grandes proyectos de casas adosadas. Josef Hoffmann también ideó cuatro complejos de viviendas. A principios del siglo XIX, ya había dado rienda suelta a sus impulsos creativos y sabía moverse con el paso del tiempo. La lista es larga: Richard Neutra, quien después haría una brillante carrera en los EE. UU., participó tan intensamente en la Werkbundsiedlung como Clemens Holzmeister. El proyecto fue dirigido por Josef Frank, considerado uno de los diseñadores más influyentes del siglo XX. Fueron especialmente los modelos de muebles, telas, alfombras y objetos de uso cotidiano de todo tipo que realizaría por encargo de la empresa sueca Svenskt Tenn los que le darían fama. Ah, un dato curioso para la época: Margarete Schütte-Lihotzky fue también una arquitecta colaboradora.

El encanto del modernismo

No obstante, no solo fueron los éxitos arquitectónicos los que hicieron de la Werkbundsiedlung algo particularmente fascinante. Incluso la disposición general de los edificios, que se debe a la ligera inclinación del terreno, emite un encanto especial. Por el conjunto de viviendas pasan senderos sinuosos que se vuelven a encontrar en el intrincado corazón de la parcela e invitan a pasear por este panóptico del modernismo clásico. Huelga decir que la idea de la Werkbundsiedlung nunca pudo convertirse en un estándar, por lo que terminó siendo un caso único y aislado.

Teilen, bewerten und Feedback
Valorar artículo
Comentarios para la redacción de wien.info

Los campos marcados con* son obligatorios.

Título *