Cabra sobre un vertedero
© MA 48 / Krischanz Zeiler

Mimos en una montaña de basura

El punto más alto del mayor distrito de Viena (Donau­stadt) es una inmensa montaña de basura. Esta singular montaña urbana está situada en la calle Rautenweg. Lo que es Mordor para los orcos de la Tierra Media es esta montaña de basura para un rebaño de cabras del Pinzgau: son los guardianes y habitantes de la montaña de residuos. Estos animales balan y trepan por la zona ya desde el año 1993. La idea original fue lograr que esta raza de cabras de Salzburgo en peligro de extinción no desapareciera. Hoy en día estas ágiles cabras de montaña realizan la tarea de cortacéspedes naturales para mantener controlada la vegetación del vertedero. Y como entretanto ya han nacido más de 100 cabritos, supone también una magnífica aportación a la protección de esta especie. “Los animales saben perfectamente con quien trabajan, se nos acercan y nos hacen mimos enseguida cuando nos ven. Algunos de los cabritos fueron alimentados con el biberón y parece ser que todavía se acuerdan de ello. Por eso a una cabra le hemos puesto el nombre de “Mimosa”, nos cuenta entusiasmado Herbert Diesenreiter, trabajador del vertedero, hablando de sus ayudantes de cuatro patas.

Entre mayo y octubre, el vertedero incluso recibirá visitas.

Información y reserva

Más cortacéspedes animales 

Un poco más allá en dirección al límite norte de la ciudad, en la zona recreativa del Bisamberg, se encuentran las diligentes com­pañeras de las guardianas del ver­tedero: desde junio de 2007 y en el marco de un proyecto natural, hay aquí también unas 40 cabras que se ocupan de segar los prados. Estos animales son ideales para el cuidado de las superficies de los prados secos, ya que una gran parte de su alimentación se basa en hojas y ramas. De esta manera, este paisaje singular de gran pendiente es protegido contra el crecimiento de la maleza, lo que restablece y conserva la biodiversidad. 

Pedagogos animales con paciencia de asno 

Los habitantes animales de la granja ”Nalela – Platz für Wissen und Natur“ (Espacio para la sabiduría y la naturaleza), situada en los bosques de ribera de la Lobau, cumplen una tarea algo distinta. Las alpacas, cabras, ovejas, un pony, un asno, los conejos y gallinas “trabajan” en la granja como pedagogos y realizan con diligencia una función educativa. Los visitantes, adultos o jóvenes, aprenden muchas cosas sobre los animales de granja y las relaciones entre el hombre y los animales. Para profundizar en lo aprendido son acompañados en las excursiones por las tres alpacas: Diego, Melody y Esmeralda. Cada primer domingo de mes tiene lugar “Stall am Sonntag” (Granja de domingo), donde se puede dar de comer a los animales, acariciarlos y observarlos muy de cerca.

Por su lado, Enyeto (el único asno blanco barroco de Viena en el Schottenhof del distrito 14) realiza una valiosa tarea terapéutica. “Enyeto está muy a menudo en contacto con niños en el marco de nuestras terapias animales, les ayuda a superar sus miedos y a madurar“, nos cuenta Michaela Jeitler, directora del centro terapéutico de la granja. “Cuando llegó, Enyeto era un asno temeroso y tuvimos que ganarnos su confianza.” Este animal de avanzada edad es hoy en día un asno multitalento: tira del carro, se deja cepillar pacientemente y le encanta que le hagan mimos. Aunque no lo llamen “Mimosa”. 

Texto: Angelika Lechner

Una alpaca de cara al sol

Las alpacas se encuentran muy a gusto en la zona de la Lobau.

© Daniel Kovacs
Un niño da de comer a un burro blanco

El asno blanco Enyeto es, sobre todo, muy amigo de los niños.

© Schottenhof

Nalela – Lugar de conocimiento y naturaleza

Naufahrtweg 14, 1220 Wien
añadir a mi plan de viaje

 

Teilen, bewerten und Feedback
Valorar artículo
Recomendar artículo

Los campos marcados con* son obligatorios.
No se guardarán los datos y direcciones de correo electrónico proporcionados ni se hará uso de ellos.

De
para
Comentarios para la redacción de wien.info

Los campos marcados con* son obligatorios.

Título *