Bestattungsmuseum
© Bestattungsmuseum Wien

Grandiosos y curiosos: los extraordinarios museos de Viena

Además de los tesoros mundialmente conocidos que contienen sus famosos museos, Viena cuenta con una extraordinaria mezcolanza. Estos museos abren nuevas perspectivas y arrojan luz sobre secretos fascinantes. ¡Desvelemos cuáles son los tesoros de museo más grandiosos y curiosos de Viena! 

¿Se puede pasar? Se puede: Museo de Pompas Fúnebres

"La muerte es inevitable, así que celebrémosla", es el lema del Museo de Pompas Fúnebres de Viena. Pero aquí no es solo el nombre lo que cuenta, sino también el lugar, porque, ¿qué mejor sitio para este museo que el Cementerio Central de Viena? Aquí, todo gira en torno al "bonito cadáver". Un gran sistema de estaciones multimedia, un carruaje histórico para transportar cuerpos y ataúdes reutilizables son algunos de los elementos que nos abren las puertas de la cultura y la historia del último adiós. Pero no solo eso: aquí, los visitantes también pueden vivir la experiencia en primera persona y enfundarse el "pijama de madera". Durante la Larga Noche de los Museos (en octubre), el Museo de Pompas Fúnebres invita a probar los ataúdes. Igual de inquietante es el merchandising relacionado con la sepultura y las figuras de Lego que representan enterradores y coches fúnebres. No es casual, por tanto, que a los vieneses se les atribuya tener una cierta tendencia al morbo.

Asesinato y homicidio: Museo del Crimen

Aunque la muerte sea vienesa, como canta Georg Kreisler, en sí el alma de la ciudad es inofensiva. Prácticamente, al menos. Y es que asesinos, ladrones, actuaciones policiales y ejecuciones ha habido en todas partes, incluso aquí, en la morbosa y romántica Viena. Así, el Museo del Crimen de Viena se propuso arrojar algo de luz sobre el lado más oscuro de la vida en la capital. Aquí se aprende que Austria no siempre fue uno de los países con menor tasa de criminalidad, sino que su capital, por lo demás totalmente apacible, tiene una de las historias delictivas más convulsas que existen.

Con solo pulsar un botón: Museo de Nietos y Máquinas

En Penzig, Viena, el antiguo hombre de negocios y "emperador de las máquinas" Ferry Ebert ha convertido la que fuera su oficina en un pequeño museo. En ella acoge todo tipo de máquinas automáticas de otros tiempos: desde máquinas expendedoras de barritas Manner y tiques para sorteos, hasta las legendarias máquinas de caramelos Pez. Por lo tanto, quien solo espere encontrarse con máquinas de chicles, se equivoca. Ebert es considerado el "pionero de los condones", porque fue él quien, en 1956, puso la primera máquina expendedora de preservativos, que por supuesto forma parte de la colección que expone. Actualmente, tiene 80 años, pero sigue realizando visitas guiadas privadas en persona con tanto entusiasmo como antes. Se puede reservar una visita guiada llamando al número +43 664 130 04 05.

En un lugar tranquilo: el Museo Sanitario

Puede que, a simple vista, no parezca un sitio especialmente emocionante, pero desde luego sí es importante: es la historia de los centros sanitarios de Viena. Una ducha diaria, un cuarto de baño en la propia casa y acceso a agua caliente en la vivienda: lo que lleva tanto tiempo siendo parte del estándar de vida vienés era un auténtico lujo hace apenas unas décadas. En el Museo Sanitario se puede conocer en profundidad la historia de la Bassena (una fuente pública que solía estar en la entrada de los edificios de viviendas) y del Tröpferlbad (nombre popular de lo que era un balneario público), las instalaciones sanitarias de los baños vieneses o el último aseo diseñado por Otto-Wagner en la antigua estación de metro de Nußdorfer Straße. ¡Una visita al museo más limpio de la ciudad!

Another Brick in the Wall: el Museo del Ladrillo

Quien haya pensado que no se puede ser más estrambótico, que tire la primera piedra. Pero, por favor, que no tire ningún ladrillo. Y es que es mejor tener ojos para ver el Museo del Ladrillo de Viena. Aquí, todo está dedicado a la fabricación de un pilar fundamental: los ladrillos. Innumerables objetos de exposición de todo el mundo y épocas distintas demuestran que incluso la más pequeña piedra puede ser de una enorme importancia. La entrada es gratuita, y los administradores del museo quedan agradecidos si los visitantes tienen a bien traer piezas propias para sumarlas a su colección.

Tras las huellas de Harry: el Museo del Tercer Hombre

Mucho más inequívoca es la creación de la historia de la película británica El tercer hombre. Se trata de un film por el que el tiempo no pasa, y no solo entre los cinéfilos, sino que también constituye un documento histórico sobre la posguerra vienesa. Así, en el Museo del Tercer Hombre, además de atrezzo de la película, es posible ver piezas de exposición y documentos originales que nos dibujan un retrato de la realidad cotidiana en la Viena ocupada y aún destrozada por la guerra. Por cierto: con la entrada del tour de El tercer hombre, los visitantes reciben un 50 % de descuento al entrar en el museo.

Historia en compás de ¾: Museo de la Dinastía de Johann Strauss

Cuando se piensa en Viena, en la cabeza de mucha gente no suena el "tema de cítara" de Anton Karas, banda sonora de El tercer hombre, sino que se ponen a tararear el Vals del Danubio azul. Hace mucho que su compositor, Johann Strauss, es un símbolo del romántico compás de tres por cuatro. No es raro que el rey del vals vienés haga sombra a los miembros de su propia familia, a pesar de que su padre, su hermano y su sobrino también fueran importantes músicos y compositores austriacos. En el Museo de la Dinastía de Johann Strauss se pone el foco sobre la obra de toda la familia, y, desde luego, también se le pone sonido. Usando auriculares de gran calidad, los visitantes pueden disfrutar de selectas composiciones musicales in situ.

Para quien aún quiera ver más museos curiosos:

Museo de pompas fúnebres de Viena

Simmeringer Hauptstraße 234, 1110 Wien
  • Vienna City Card

  • Horarios de apertura

    • Lu - Vie, 09:00 - 16:30
    • March 1 - November 2 Sá, 10:00 - 17:30
  • Accesibilidad

    • Entrada principal
      • 12 Peldaños (Puertas batientes dobles )
    • Más información
      • Se permite la entrada de perros guía
      • Disponibles servicios con accesibilidad para discapacitados.
    • Observaciones

      Alternatively to the ramp: 12 steps 14.66 / 35 cm, wall opening 160 cm, handrail on both sides 144 cm, passageway opening 144 cm;

añadir a mi plan de viaje

Museo del Crimen (Kriminalmuseum)

Große Sperlgasse 24 , 1020 Wien
añadir a mi plan de viaje

Museo de Nietos y Máquinas

Beckmanngasse 7, 1140 Wien
añadir a mi plan de viaje

Museo de Historia de Sanidad

Mollardgasse 87, 1060 Wien
añadir a mi plan de viaje

Museo del Ladrillo de Viena

Penzinger Straße 59, 1140 Wien
  • Horarios de apertura

    • Abierto de 10 a 12 h. cada primer y tercer domingo del mes Cerrado festivos y los meses de julio y agosto.
añadir a mi plan de viaje

Museo del Tercer Hombre (Dritte Mann Museum)

Pressgasse 25 , 1040 Wien
añadir a mi plan de viaje
Teilen, bewerten und Feedback
Valorar artículo
Recomendar artículo

Los campos marcados con* son obligatorios.
No se guardarán los datos y direcciones de correo electrónico proporcionados ni se hará uso de ellos.

De
para
Comentarios para la redacción de wien.info

Los campos marcados con* son obligatorios.

Título *