Construcción de la Ópera, 1863

El origen de Ringstraße

En diciembre de 1857, se anunciaron en el periódico de Viena las históricas palabras del emperador Francisco José: "Es mi deseo…". El extrarradio vienés debía unirse al centro del poder imperial. En un plazo de ejecución de las obras de más de 50 años, se construyeron 5,3 kilómetros de la Ringstraße y a día de hoy sigue sin poder compararse a nada en el mundo.

El 1 de mayo de 1865, el emperador Francisco José la inauguró oficialmente ante la puerta del castillo. En ese momento se había finalizado una parte del bulevar, que hoy tiene 57 m de anchura. A partir de entonces, el centro de Viena no solo pertenecía a la aristocracia y a la corte, sino también a la alta burguesía. La burguesía judía, que gradualmente iba recuperando sus plenos derechos, erigió lujosos edificios en la Ringstraße además de invitar a sus exclusivos salones: Palacio Epstein, Todesco o Ephrussi (conocido por la famosa novela La liebre con ojos de ámbar).

Entre tanto, se erigieron edificios de representación imperial: Neue Burg, Museo de Historia del Arte, Museo de Historia Natural, Ópera o Burgtheater entre otros. Paralelamente, se construyeron edificios que correspondían a la nueva mentalidad democrática de la población: el Parlamento, el Ayuntamiento, y la Universidad. La Ringstraße albergaba también 27 cafeterías muy prósperas. Asimismo, los lujosos parques siguen ofreciendo un lugar de reposo en la actualidad. La música también estaba en auge: Desde los sonidos de vals y operetas de la dinastía Strauß y Franz Léhars, pasando por Gustav Mahler, que revolucionó la ópera de la corte como director, hasta el moderno Arnold Schönberg, que produjo un gran cambio en la música que sonaba a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. -Viena ya era en la época de la Ringstraße la capital mundial de la música.

Los encargados de lograr el aspecto que tiene la Ringstraße son los mejores arquitectos, entre ellos Theophil von Hansen, Heinrich von Ferstel, Gottfried Semper y Carl von Hasenauer. Sus construcciones siguieron el estilo del historicismo. Esto implica que los arquitectos recurrieron a estilos antiguos: renacieron las corrientes del Renacimiento, Barroco y Gótico.

La Ringstraße era y es muy ostentosa, por lo que su construcción requirió un gran esfuerzo. La producción de ladrillos para las obras fue un trabajo muy duro. Principalmente, los inmigrantes de Bohemia y Moravia, denominados Ziegelbehm, (o bohemios del ladrillo), fabricaban material de construcción en condiciones cercanas a la esclavitud en las fábricas de ladrillos de la ciudad.

Una vez finalizada, la Ringstraße cumplía diversos objetivos, y lo sigue haciendo a día de hoy: Es una de las arterias de tráfico más importantes de Viena, una zona para pasear, un lugar de encuentro, una calle de compras y testimonio de acontecimientos históricos. Todavía hoy pueden encontrarse numerosas manifestaciones y actos en este bulevar tan lleno de vida: desde el Día del Orgullo Gay hasta la Vienna City Marathon.

Además, la parte que corresponde a Franz-Josefs-Kai, que no suele considerarse parte de la Ringstraße clásica, se ha convertido en un punto rebosante de actividad. Desde la torre, sello arquitectónico de Schottenring, hasta Urania, ha surgido una zona de bares urbana y moderna a lo largo del canal del Danubio.

Teilen, bewerten und Feedback
Valorar artículo
Recomendar artículo

Los campos marcados con* son obligatorios.
No se guardarán los datos y direcciones de correo electrónico proporcionados ni se hará uso de ellos.

De
para
Comentarios para la redacción de wien.info

Los campos marcados con* son obligatorios.

Título *
Título