La Noria Gigante en el Prater de Viena
© WienTourismus/Paul Bauer

Y sigue girando

1. Se giraba a mano – ¡No es broma! 

Sus dos constructores ingleses, Walter Basset y Harry Hitchins, diseñaron la Noria Gigante de Viena de forma que, en caso de producirse un fallo eléctrico, esta pudiera accionarse a mano

2. Con 64,75 metros de altura 

A finales del siglo XIX empezaron a construirse norias por todo el mundo. La Noria Gigante se diseñó para conmemorar el 50 aniversario del reinado del emperador Francisco José. En el momento de su apertura (el 21 de junio de 1897), con sus 64,75 metros de altura, la Noria Gigante de Viena era la más alta de su clase. 

3. La noria "mellada"

Cuando la construyeron, en la Noria Gigante giraban 30 góndolas. Sin embargo, por motivos de seguridad, después de la Segunda Guerra Mundial solo se permitió que quedaran 15. Los huecos que quedaron dieron la impresión a los habitantes de la ciudad de que la noria había quedado "mellada". 

4. 430 toneladas de belleza 

Juntos, la totalidad de los componentes metálicos que forman la noria pesan alrededor de 430 toneladas. Si fuera una señora mayor, ¡no estaría precisamente delgada! 

5. ¿Qué orientación desea? 

La Noria Gigante está orientada hacia los cuatro puntos cardinales y gira sobre sí misma en dirección sur y norte. Por este motivo, es un punto de orientación ideal para los guías locales. 

6. ¡Acción! 

El Prater en general y la Noria Gigante en particular fueron y siguen siendo populares telones de fondo para rodajes de cine. Desde clásicos como El tercer hombre (1949), pasando por 007 – Alta tensión (1987), hasta la historia juvenil Antes del amanecer (1995), apenas hay películas que no hayan utilizado la Noria Gigante a guisa de protagonista secreto. 

7. Dicho y hecho. 

Y ya que estamos hablando de cine: para 007 – Alta tensión, es interesante saber que se montó un restaurante solo para rodar la escena que tiene lugar a los pies de la noria. Pero el local le gustó tanto a los vieneses que terminaron por abrir un establecimiento justo en el mismo sitio. 

8. Cena con vistas

No podría ser más romántico: ¿qué tal una cena a la luz de las velas en las alturas? En la Noria Gigante de Viena no es ningún problema. Los platos se sirven cuando la góndola pasa por abajo al dar una vuelta completa. 

9. Legendaria escena de alto riesgo 

En 1914, una jinete artística francesa dio la vuelta a la Noria Gigante a lomos de su caballo. ¿Eh? ¿Cómo? Sí, se montó en el techo de una góndola con su caballo. Sensacional para su época y para la nuestra. 

10. 2,7 km/h

En Viena, la comodidad es ley. Es por eso que la noria da sus vueltas pausadamente. Con una velocidad máxima de 2,7 km/h, necesitaría unos cuatro minutos para dar una vuelta completa; esto, claro, en caso de que las diera de un tirón. De media, una vuelta dura aprox. de 12 a 15 minutos

Noria gigante (Riesenrad)

Prater, 1020 Wien
  • Vienna City Card

  • Horarios de apertura

    • a diario, 10:00 - 22:00
  • Accesibilidad

    • Entrada principal
      • sin peldaños (Puertas correderas automáticas   200  cm  ancho )
    • Plazas de aparcamiento Entrada principal
      • Disponibles plazas de aparcamiento para discapacitados
    • Más información
      • Se permite la entrada de perros guía
      • Disponibles servicios con accesibilidad para discapacitados.
    • Observaciones

      Access to all exhibition rooms and to the restaurant / café: no steps.
      Ramp for wheelchair, all special wagons of the Ferris Wheel are suitable for extra wide wheelchairs.

añadir a mi plan de viaje

 

Teilen, bewerten und Feedback
Valorar artículo
Recomendar artículo

Los campos marcados con* son obligatorios.
No se guardarán los datos y direcciones de correo electrónico proporcionados ni se hará uso de ellos.

De
para
Comentarios para la redacción de wien.info

Los campos marcados con* son obligatorios.

Título *