Wiener Seifenmanufaktur: einzelne Seifen
© Wiener Seife

Semmelweis y el jabón

Ignaz Semmelweis fue un adelantado a su época que revolucionó la historia de la medicina con su teoría de la higiene. Y es que hoy tiene la misma vigencia que ayer: lavarse las manos y desinfectarlas de forma regular tiene una gran importancia a la hora de evitar infecciones, y además salva vidas.

La revolución de la higiene

Pero empecemos por el principio: El joven médico húngaro llegó a Viena a mediados del siglo XIX, donde trabajó en el Hospital de Medicina General. En los paritorios donde trabajaban médicos, Semmelweis no tardó mucho en darse cuenta de que se producía un número inusitadamente alto de madres que padecían fiebre puerperal. Sin embargo, en los paritorios donde trabajaban matronas, la cantidad de mujeres que caían enfermas era muy inferior. Investigando el fenómeno, en poco tiempo constató que existía una relación directa entre la escasa higiene de los médicos y el índice de mortalidad de las madres. Por esa razón, actualmente Semmelweis es conocido como "el salvador de las madres".

O sea, ¿que lavarse las manos fue algo revolucionario? Pues sí, ¡y de qué manera! Y no solo porque Semmelweis puso a sus propios colegas en evidencia, sino porque también cuestionó una práctica establecida como tal y que nadie ponía en duda. Estas tensiones provocaban acaloradas discusiones que, con frecuencia, terminaban con voces tildando a Semmelweis de excéntrico y pretencioso. Finalmente, los esfuerzos de sus rivales dieron fruto, y en 1849 su contrato no fue renovado, por lo que volvió a la ciudad de Pest (hoy Budapest). Nunca logró superar el rechazo y la desestimación que sufrieron sus descubrimientos, y fallecería en circunstancias no esclarecidas en la ciudad de Baja Austria, en el manicomio de Wien-Döbling.  

Por cierto: Semmelweis no solo figura en los libros de historia ingleses, sino también en el diccionario, donde ha pasado a la posteridad por el término "reflejo de Semmelweis". Este término describe el rechazo inmediato que se produce ante un descubrimiento científico o una información sin consideración ni verificación previa.

Nacido de la tradición

Estos jabones están a la venta en una tienda del distrito 3, en otro establecimiento del distrito 1 y, por supuesto, online.

Debido a la situación actual, cuidar la higiene de las manos es más importante que nunca, y los productos ecológicos de la Fábrica de jabones de Viena (Wiener Seife) ayudan a hacerlo. En 2006, Sonja Baldauf y su equipo recuperaron las recetas del fabricante de jabones Friedrich Weiss, aumentaron el catálogo de productos y perfeccionaron las innovaciones. En su propio local y tienda, en el distrito 3, además de los clásicos de siempre también puede darse con productos curiosos. ¿Quién hubiera pensado que los dientes también pueden lavarse con jabón?

Jabones de Viena (Wiener Seife)

Hintzerstraße 2, 1030 Wien
añadir a mi plan de viaje

Jabones de Viena (Wiener Seife)

Herrengasse 6-8, 1010 Wien
añadir a mi plan de viaje

 

Teilen, bewerten und Feedback
Valorar artículo
Recomendar artículo

Los campos marcados con* son obligatorios.
No se guardarán los datos y direcciones de correo electrónico proporcionados ni se hará uso de ellos.

De
para
Comentarios para la redacción de wien.info

Los campos marcados con* son obligatorios.

Título *