El Danubio, el Canal del Danubio y los innumerables ríos, estanques y fuentes para beber con un agua potable óptima hacen de Viena una ciudad rodeada de agua.

Agua en Viena

El 5 % de la superficie de Viena está compuesta por agua