Muchas de las curiosidades y atracciones vienesas pueden visitarse con entrada gratuita. Además, los locales de los mercados de Viena ofrecen una excelente cocina a bajo precio.