Está aquí:

Böhmischer Prater (Prater bohemio)

Las atracciones y la oferta gastronómica se sitúan a lo largo de una zona peatonal.

Una noria infantil y una oruga casi centenaria

Para los niños, el parque ofrece pequeñas versiones de un carrusel, un autódromo y una noria. Los espacios de agua como las esferas acuáticas, las barcas neumáticas o la Marine Bay son especialmente populares en los calurosos días de verano. Las atracciones vintage, como una oruga de 90 años de antigüedad, se alternan con atracciones más modernas.

El carrusel más antiguo de Europa

El carrusel de caballos de madera más antiguo de Europa, hoy monumento histórico, vuelve a funcionar desde 2017: Se dice que el emperador Francisco José fue el invitado de honor cuando se inauguró en 1890. Antes de que se instalara un motor, el personal accionaba a mano la transmisión desde la base.

Los que aún son pequeños pero valientes pueden aventurarse en el tren fantasma infantil. Detrás de la cabeza de una serpiente se esconde un cine 6D. Y en un jardín de rosas se encuentra un campo de minigolf.

Süße Tram

La gastronomía no falta en la oferta del histórico Prater: El nombre del «Süßen Tram» (que significa «dulce tranvía») ya revela lo que tiene reservado para los más golosos. Naturalmente, también hay opciones donde comer especialidades vienesas, beber vino y picar entre horas.

El Böhmischer Prater se remonta a 150 años atrás: Franz Bauer, propietario de una cantina en la fábrica de ladrillos Laaer Wald, regentaba aquí un pequeño restaurante que se terminó convirtiendo en destino popular de las excursiones dominicales. En 1882, Bauer instaló un columpio y un carrusel, ejemplo que siguieron otros feriantes y hosteleros.

Prater Bohemio (Böhmischer Prater) Tivoli Center

Laaer Wald 30c
1100 Vienna
Valorar artículo

¿Ganas de más?