Viena es la única metrópolis del mundo que cultiva explotaciones vitícolas dentro de las fronteras de la ciudad. La vinicultura tiene una larga tradición en Viena. Viena se da a conocer como una ciudad donde la cultura del vino es palpable.