Klimt: pintura de la facultad de Medicina

Está aquí:

Klimt reconstruido: la pintura de la inteligencia artificial

Su apasionante historia, que se convirtió en uno de los mayores escándalos artísticos del siglo XX, comenzó en 1894, cuando el Ministerio de Educación imperial y real encargó la decoración de la Gran Sala de Ceremonias de la nueva Universidad de Viena situada en el Ring. Los artistas Gustav Klimt y Franz Matsch fueron los encargados de realizar esta tarea. Fue un encargo lucrativo para el dúo de artistas: comprendía cinco grandes pinturas para el techo y diez obras más pequeñas que hacían referencia a la ciencia. Cada una de las representaciones debía estar dedicada a las cuatro principales facultades de la Universidad de Viena, a saber, teología, filosofía, medicina y derecho.  El tema de La victoria de la luz («Der Sieg des Lichts») estaba previsto que fuera la pieza central.

Cuando Franz Matsch presentó sus primeros bocetos para el cuadro central con una longitud de ocho metros, se produjo unanimidad. Klimt también presentó el diseño de uno de un total de tres cuadros para la Facultad que se le habían encargado. Este diseño también fue aprobado, de modo que los dos pintores se pusieron a trabajar. Trabajaron en las pinturas durante varios años, pero fueron años en los que el estilo de Klimt cambió drásticamente. Ahí fue donde surgió el problema y donde empezó a rodar el escándalo del arte.

La verdad sin tapujos

Cuando Klimt presentó sus tres cuadros terminados a sus clientes, la indignación fue enorme. La perspectiva pesimista y crítica de Klimt sobre la ciencia fue acogida con desconcierto. Porque en lugar de recurrir a la idealización, como era habitual, las Pinturas de la facultad de Klimt mostraban la verdad sin tapujos, como la enfermedad y la pobreza. Un enfoque radical. Los clientes criticaron que las obras de Klimt ya no se ajustaban al concepto general. Se sucedieron fuertes discusiones, que tuvieron como resultado la prohibición de que los cuadros llegaran a la gran sala de fiestas. Y no acaba ahí: Klimt se enfadó profundamente, volvió a comprar los cuadros y decidió no volver a aceptar un encargo público. En su lugar, se dedicó a los retratos y a la pintura de paisajes, con los que se convirtió en un gran revolucionario del arte y, posteriormente, en una figura mundialmente famosa. Sin embargo, las pinturas no tuvieron descanso ni siquiera después de la muerte de Gustav Klimt en 1918. Durante el periodo de terror nazi, los cuadros, que por entonces pertenecían a la famosa Colección Lederer, fueron confiscados y arianizados. Pero el terrible desenlace de las Pinturas de las facultad se produciría en mayo de 1945, cuando se almacenaron las pinturas en el castillo de Immendorf, a unos 50 kilómetros al norte de Viena. Durante la confusión de los últimos días de la II Guerra Mundial, los nazis incendiaron el castillo. Immendorf ardió en llamas junto con las Pinturas de las facultad y muchas otras obras de arte importantes. Y no solo se perdieron los originales: ni siquiera había fotografías a color de las Pinturas de la facultad. Solamente unas fotografías en blanco y negro registraron para la posteridad lo que Klimt creó para este lugar. ¿El final de una historia? Casi.

El arte de la inteligencia artificial

Casi 75 años después de la destrucción de las pinturas, comienza un rompecabezas histórico-artístico que tiene como protagonista a la inteligencia artificial. La Galería austríaca Belvedere, el museo que alberga la mayor colección de pinturas de Klimt del mundo y uno de los principales museos de Viena, se ha asociado con el Departamento de Arte y Cultura de Google para lanzar la plataforma digital «Klimt versus Klimt».  Un proyecto en el que participan 33 instituciones asociadas de doce países. Parte del proyecto consiste en el intento de resucitar las Pinturas de las facultad de Klimt con la ayuda de un algoritmo especial para conseguir materializar el cromatismo original de las pinturas. Un proyecto espectacular que ha reunido a expertos y expertas internacionales en materia de informática, historia del arte y Klimt.

Cuando los datos llegan a ser creativos

La base del experimento de coloreado fue un algoritmo que en realidad se había desarrollado para el coloreado posterior de fotos en blanco y negro. Este algoritmo se adaptó y desarrolló para el proyecto de Klimt. Una tarea muy compleja que también hizo uso del llamado Machine Learning, una rama de la inteligencia artificial basada en complicados modelos estadísticos. En pocas palabras: se alimenta a unos ordenadores con una potencia de cálculo muy elevada con muchos datos que dan pistas sobre el colorido del mundo del arte en aquella época. Para que este algoritmo pudiera ofrecer los resultados correspondientes, se necesitaron miles de imágenes comparativas de esta época histórico-artística, así como otros algoritmos interconectados entre sí. Como resultado, se incorporó al proyecto la información de unas 90 000 obras de arte. En el núcleo de estos datos se encontraban unos 80 cuadros de Klimt, que a los expertos del Belvedere les parecieron especialmente relevantes para la reconstrucción de las Pinturas de la facultad ya que estos cuadros procedían del mismo periodo creativo, o porque mostraban paralelismos con las pinturas del escándalo en cuanto a los motivos representados. Pero los empleados de Google Arts & Culture y el Belvedere no solo procesaron paso a paso información visual directa.

Hallazgos sorprendentes

Igualmente importante fue la exhaustiva investigación realizada en las bibliotecas y, sobre todo, en varias hemerotecas. Para sorpresa de todos los implicados, estas fuentes resultaron ser muy provechosas. Los críticos de arte de la época proporcionaron descripciones asombrosamente precisas de las tres pinturas de la facultad en sus reseñas sobre la exposición. De esta forma, se pudieron asignar colores muy específicos a más de la mitad de los motivos de las pinturas. Fue un paso fundamental para la reconstrucción de las pinturas: ya que resultó que Klimt se inclinaba mucho por los colores que había utilizado en los primeros bocetos de las pinturas, lo cual no es algo que se pueda dar por sentado. Y especialmente la pintura de la facultad dedicada a la medicina resultó ser un gran golpe de suerte: existe una fotografía en color de una pequeña sección de esta pintura, que apareció en una publicación sobre Gustav Klimt en 1931, que proporcionó otras pistas fundamentales para el resultado final. Pieza a pieza, el rompecabezas empezó a encajar. Después de casi cuatro años de trabajo, había llegado el momento: las Pinturas de la facultad de Klimt volvieron a brillar con su antiguo esplendor de colores y ahora demuestran ante la posteridad de forma espectacular lo fantástico que era el arte del modernismo vienés. Se descubrió, además, otro aspecto especial de la historia del arte: las reconstrucciones muestran muy claramente que las Pinturas de la facultad de Klimt no solo se desviaban de la norma en cuanto a la forma de representar los tres temas. El colorido, en particular, era completamente diferente al de las obras de Franz Matsch. Visto así, los clientes estuvieron acertados en su decisión de rechazar las pinturas. Sin embargo, para el mundo del arte fue una decisión fatal, porque en el techo de la Universidad de Viena las pinturas habrían sobrevivido indemnes a la II Guerra Mundial.

Belvedere Superior, vista exterior
© WienTourismus/Paul Bauer

Gran año de aniversario en el Belvedere

El Belvedere, que alberga uno de los museos de arte más importantes de Viena, cumple 300 años en 2023. El aniversario conmemora la finalización de la estructura del Belvedere Superior, que concluyó en 1723. En diciembre de 2022 dará comienzo la celebración con la exposición El Belvedere.  300 años como espacio para el arte («Das Belvedere. 300 Jahre Ort der Kunst»), en el que se repasará la historia de este lugar tan especial, incluso fuera del arte, desde la Orangerie del Belvedere Inferior.

A principios de febrero de 2023 comienza Klimt. Inspirado por Van Gogh, Rodin, Matisse... La cuestión central es la siguiente: ¿Quién inspiró a la figura del Art Nouveau vienés Gustav Klimt (1862-1918)? También se está reestructurando la colección de exposiciones del Belvedere Superior, la cual lucirá bajo una nueva luz en marzo de 2023. El enfoque se centrará en la relación de los y las artistas con su tiempo y en cómo sus métodos de trabajo reflejan sus respectivas épocas.

De mayo a septiembre de 2023, se llevará a cabo un proyecto de escultura titulado Public Matter. Arte contemporáneo en el jardín del Belvedere, que complementará el programa de escultura barroca. También están previstas retrospectivas sobre artistas como Louise Bourgeois, la madre de la vanguardia feminista, en el Belvedere Inferior, así como sobre Renate Bertlmann en el Belvedere 21. Y la joven escena artística vienesa también será la protagonista, con una nueva edición de la exposición Sobre lo nuevo de 2019, también en el Belvedere 21.

Texto: Johannes Luxner

Belvedere

Prinz-Eugen-Straße 27
1030 Vienna
  • Horarios de apertura

    • Upper Belvedere a diario, 09:00 - 18:00
    • Lower Belvedere & Orangerie a diario, 10:00 - 18:00
  • Accesibilidad

    • Entrada principal
    • Plazas de aparcamiento Entrada principal
      • Disponibles plazas de aparcamiento para discapacitados
        Parking space for visitors with disabilities in front of the entrance at Prinz-Eugen-Strasse 27, Parking: 10 am – 6 pm
    • Más información
      • Se permite la entrada de perros guía
      • Disponibles servicios con accesibilidad para discapacitados.
    • Ofertas especiales para discapacitados

      Reduced admission for persons with disabilities and their escorts. Tours in Austrian sign language, "seeing differently" (tactile tours) for the blind and visually impaired in groups are possible in the Upper and Lower Belvedere. The following topics can be booked at all times:
 • A palace to touch – the new touching model of the Upper Belvedere
 • Ferdinand Georg Waldmüller and his time
 • Gustav Klimt’s main work “The Kiss”

    • Observaciones

      People with visual impairments can be collected from the nearest tram station. Please provide information on this when making arrangement. Trained seeing-eye dogs (with ID) may be taken into all areas of the collection. A wheelchair is available at the cloakroom for visitors who have difficulty walking. Some seating is also available in the exhibition rooms or will be provided during the tours.

Belvedere Inferior, Orangerie

Rennweg 6
1030 Vienna
  • Vienna City Card

    • Su ventaja con la Vienna City Card: -14%

      Additional information on the offer: Standard ticket price: 12€ instead of 13,90€ / 2in1 Ticket (Upper & Lower Belvedere): 20,00€ instead of 22,90€

  • Horarios de apertura

    • a diario, 10:00 - 18:00
    • Closed until further notice due to construction work.

  • Accesibilidad

    • Entrada principal
      • (90 cm ancho)
        Rennweg 6
      • Rampa 600 cm largo , 200 cm alta
    • Más información
      • Se permite la entrada de perros guía
      • Disponibles servicios con accesibilidad para discapacitados.
    • Ofertas especiales para discapacitados

      Guided tours for groups in Austrian sign language and for the visually impaired (tactile tours).
 Reduced admission for persons with special needs and their escorts.

    • Observaciones

      Lower Belvedere Shop & Orangerie: no steps

      Orangery entrance: wheelchair access via link corridor from Lower Belvedere to the Orangery, 2 single, paned doors (each 131 cm wide). Wheelchair-accessible restroom in the Orangery.

Belvedere 21

Arsenalstraße 1
1030 Vienna
  • Vienna City Card

    • Su ventaja con la Vienna City Card: -21%

      Additional information on the offer: Standard ticket price: 8,90€ / reduced ticket price VCC: 7€

  • Horarios de apertura

    • Vie - Do, 11:00 - 18:00
    • Ju, 11:00 - 21:00
    • Ma - Mi, 11:00 - 18:00
    • Open Mondays on holidays

  • Accesibilidad

    • Entrada principal
      • sin peldaños (Puertas batientes dobles140 cm ancho)
    • Plazas de aparcamiento Entrada principal
      • 1 Disponibles plazas de aparcamiento para discapacitados
    • Ascensor disponible
      • Puerta 90 cm ancho
    • Más información
      • Se permite la entrada de perros guía
      • 2 Sillas de ruedas disponibles (spaces in the Blickle cinema by the entrance on the right)
      • Disponibles servicios con accesibilidad para discapacitados.
    • Ofertas especiales para discapacitados

      Tactile tours on the architecture of 21er Haus and the sculptures of Fritz Wotrub for blind and visually impaired people.

    • Observaciones

      Sitzmöglichkeiten in den Ausstellungen, im Foyer und in der Garderobe.

Recomendar artículo

Los campos marcados con * son obligatorios.

No se guardarán los datos y direcciones de correo electrónico proporcionados ni se hará uso de ellos.

De
  • E-Mail Adresse gültig
ParaCampo obligatorio
  • E-Mail Adresse gültig

Asunto: Recomendación de www.wien.info

Valorar artículo
Valorar artículo

Comentarios para la redacción de wien.info

Los campos marcados con * son obligatorios.

Se ha producido 1 error. Se han producido errores.

    TratamientoCampo obligatorio
    • E-Mail Adresse gültig

    ¿Ganas de más?