Hotel Imperial, interior, escalera

Está aquí:

Hoteles al estilo de 1873: Palaststoff

«Nunca he estado en una habitación tan bonita en ningún hotel del mundo».  ¿Quién es el autor de esta cita?  Charlie Chaplin.  ¿Y a qué hotel se refería?  Al Hotel Imperial, que está situado en plena Ringstrasse de Viena y que es probablemente el hotel más legendario de la ciudad.  De hecho, el Imperial es todo un mito: cientos de jefes de Estado y superestrellas de todo el mundo han entrado y salido de aquí.  Cuando el dios de la música Richard Wagner se hospedó en el Imperial, él y su familia ocuparon siete habitaciones.  Los vieneses siempre han estado entusiasmados con el Imperial: Sigmund Freud celebró aquí su 80.º cumpleaños. Todo el mundo ha pasado por aquí: Al rey del pop Michael Jackson le encantaba el ambiente imperial, al igual que a la reina Isabel II. Y el director estadounidense Wes Anderson, fan confeso de Viena, se inspiró aquí para su célebre película «El Gran Hotel Budapest», que ganó cuatro Oscar. Anderson conoció aquí al Sr. Moser (el veterano conserje del Imperial) y quedó tan entusiasmado con este genuino personaje vienés que le sirvió de inspiración para el conserje de su película, Monsieur Gustave.  El resto es historia del cine. Así pues, la gloriosa historia del Hotel Imperial comenzó el 28 de abril de 1873, justo a tiempo para la inauguración de la Exposición Universal de Viena, que comenzó el 1 de mayo.

Epicentro de la diplomacia

En el periodo previo al gran evento, que sentó las bases del turismo urbano moderno de Viena, era necesario construir un sinfín de nuevos hoteles para poder ofrecer al esperado flujo de visitantes un número suficiente de camas. También se adaptaron los edificios ya existentes: Y así fue como el majestuoso palacio del duque Philipp von Württemberg, terminado en 1865, se convirtió en hotel en 1873. El Hotel Imperial fue uno de los primeros hoteles palacio. Tiene una increíble calidad ambiental: Subir escaleras es lo más normal en el resto de hoteles, pero en el Hotel Imperial las subirá a grandes pasos. La generosidad, la elegancia y su buena dosis de mundanidad hicieron que el Imperial adquiriera la fama mundial de ser una experiencia de alojamiento única. Quien quiera sentir el encanto de la época de la Exposición Universal, está en el lugar adecuado. Un extracto de la lista de huéspedes de 1873 lo dice todo: el rey Cristián IX de Dinamarca se alojó en el Imperial, al igual que la reina Olga de Grecia, el canciller Bismarck, así como el militar y estadista francés Patrice de Mac Mahon y el emperador brasileño Dom Pedro. El Imperial fue el epicentro de la diplomacia durante la Exposición Universal. Una casa que ha demostrado ininterrumpidamente durante 150 años la excepcional posición que se ha ganado. Una buena oportunidad para conocer el hotel sin tener que alojarse en él es visitar el Café Imperial, donde lo más destacado es probar la mítica tarta imperial.

Visita a Theophil Hansen

Pero el Imperial no es el único hotel en la Ringstrasse de Viena que cobraría vida gracias a la Exposición Universal celebrada en la ciudad. El Palais Hansen Kempinski es uno de los mayores hoteles de la Exposición Universal en aquella época, diseñado por Theophil Hansen, uno de los arquitectos más importantes de la Ringstrasse, que además diseñó el Parlamento y la Bolsa. El edificio está cargado de historia. Concebido como la mayor casa privada del Ring, la estructura sirvió primero como vivienda. Para la Exposición Universal, se convirtió en un hotel, tras lo que volvió a servir como edificio de viviendas tras el gran acontecimiento, y luego una residencia oficial. En 2013 celebró su gran renacimiento como hotel y hoy es uno de los mejores hoteles de Viena. En el Palais Hansen Kempinski le espera una estancia en un hotel de cinco estrellas de gran categoría, combinada con una gran dosis de encanto vienés y mayor opulencia arquitectónica.

Subiendo escaleras al estilo de 1873

El sello de Theophil Hansen, que se inspira en la antigüedad griega para dar forma a su obra, sigue siendo claramente visible. También se han conservado en el Palais Hansen Kempinski elementos originales de la época de la Exposición Universal, como las barandillas de las escaleras. Todo lo demás es puro lujo. La suite presidencial, por ejemplo, es la más grande de Viena. Y el Kempinski demuestra también que Viena es uno de los destinos europeos más importantes en el sector de las reuniones. Sus numerosos salones de actos ofrecen un marco impresionante para la celebración de cualquier tipo de reunión. Pero aunque el Palais Hansen Kempinski evoca ante todo a la gran historia de Viena, también está actualizado a nivel técnico. Para ofrecer a sus huéspedes un agradable ambiente cálido o fresco en el interior, el hotel cuenta con un sistema muy eficiente de energía gracias a la calefacción y refrigeración urbana de Viena.

Hotel Imperial, A Luxury Collection Hotel, Vienna

Kärntner Ring 16
1015 Wien

Rosewood Vienna: deléitese con el lujo

Situado en una de las mejores localizaciones del centro de Viena, el recién inaugurado Rosewood Vienna le ofrece una faceta especialmente lujosa de Viena. La internacional cadena hotelera es sinónimo de elegancia atemporal, ambiente sofisticado y servicio excepcional. En el Rosewood Vienna, el primer hotel del Rosewood Hotel Group en zona de habla alemana, este concepto se combina con elementos típicamente vieneses. Las lámparas de la suite presidencial proceden de la histórica fábrica de cristal vienesa J. & L. Lobmeyr, que celebrará su 200.º aniversario en 2023 y que participó en la Exposición Universal de Viena de 1873. En cuanto a la decoración textil, el cosmopolitismo se también forma parte de la historia de Viena: las telas de estilo modernista de los muebles y cortinas son obra de la tradicional empresa Backhausen. Dispone de 71 habitaciones y 28 suites, una excelente oferta gastronómica con terraza en la azotea y salones para reuniones de todo tipo. En el Rosewood, los huéspedes pasarán la noche en un emplazamiento histórico: Wolfgang Amadeus Mozart compuso partes de El rapto en el serrallo en este lugar.

Hotel Rosewood Vienna, interior, baño con bañera
© Rosewood Vienna

Hotel Indigo Vienna: experimente la Viena más moderna

Una joya oculta para los exploradores urbanos: la marca hotelera Indigo se especializa en la gestión de hoteles boutique en zonas artísticas y culturales de moda en todo el mundo. En Viena, el Indigo Hotel Group ha elegido la zona de moda en torno al Naschmarkt de Viena. Aquí, en el distrito 5 de Viena, en Margareten, le esperan tiendas extravagantes, bares y restaurantes contemporáneos, así como un ambiente urbano único con plazas encantadoras y callejuelas tan singulares como la Zeinlhofergasse. El hotel de nueva construcción con una llamativa fachada geométrica (obra de BWM Architekten) hace gala de un diseño hotelero contemporáneo: en el centro del edificio hay un enorme patio interior en forma de atrio con mucha vegetación exuberante, cuyo diseño desprende una atmósfera íntima: un oasis en medio de la ciudad que hace que los corazones verdes latan más fuerte. Además, los amantes del diseño también podrán sacar partido a su dinero aquí: las 158 habitaciones, repartidas en nueve plantas, tienen mucho estilo y son muy modernas. El lugar perfecto para descubrir Viena lejos del centro de la ciudad.

Hotel Indigo Vienna - Naschmarkt, vista interior, recepción
© Hotel Indigo Vienna – Naschmarkt/tristar Austria GmbH

The Leo Grand: visita a un emperador extravagante

Una casa fantástica con un concepto aún más fantástico: no muy lejos de la catedral de san Esteban, The Leo Grand homenajea la época barroca de una manera muy contemporánea y lujosa. El centro de este extraordinario hotel de diseño es el excéntrico y amante del arte emperador Leopoldo I (1640 - 1705), que también ejerció de compositor, dejando un legado de 230 piezas musicales. En consecuencia, el diseño interior de The Leo Grand está perfectamente configurado y no podría ser más colorido. No es de extrañar: el emperador Leopoldo I tenía predilección por todo lo exótico, lo que se refleja considerablemente en el diseño de esta vivienda de 77 habitaciones. En The Leo Grand le espera un fantástico mundo de maravillas, que toma patrones y colores tradicionales y los interpreta de forma moderna, haciendo así que reine la magia. También es un lugar apto para celebrar reuniones. Para disfrutar de la oferta gastronómica del hotel, el patio interior de estilo barroco se concibió de forma que pudiera utilizarse también en invierno. En cuanto al aspecto energético, el hotel está adaptado a los nuevos tiempos: The Leo Grand cuenta con un sistema de calefacción y refrigeración urbana respetuoso con el medio ambiente.

The Leo Grand, fachada
© Werner Streitfelder

Bassena: un homenaje al agua vienesa

El nombre del hotel no puede ser más vienés: una bassena es un punto de toma de agua con una pila de hierro fundido que se encontraba en el pasillo de los antiguos edificios de viviendas de Viena. Este término se convirtió en sinónimo de cotilleo y chismorreo, ya que la bassena era el punto de encuentro por excelencia. Este componente social y el homenaje al agua cristalina de Viena, que llega a la ciudad desde los manatiales de los Alpes desde la época de la Exposición Universal de Viena de 1873, son el elemento conceptual de la nueva y joven cadena de hoteles urbanos Bassena. De ahí que en los vestíbulos haya colgadas auténticas pilas del tipo bassena, que animan a los huéspedes a probar el agua vienesa de gran calidad. En Viena ya contamos con dos de estos alegres hoteles que tan de moda están. Uno de ellos se encuentra justo al lado de la Messe Wien, en el Prater, uno de los lugares más importantes para la celebración de congresos y reuniones en Viena. A propósito, la Messe Wien se encuentra exactamente en el lugar donde se ubicaba el recinto de la Exposición Universal. El segundo hotel está abierto desde el otoño de 2022 y se encuentra en el distrito 22, lo que también es interesante para los visitantes de Viena como destino de reuniones.  Está situado cerca del Austria Center Vienna (ACV), donde se celebran habitualmente congresos de prestigio internacional.

Hotel Bassena Wien Messe Prater, vestíbulo con Bassena (tipo de fuente antigua)
© Bassena Hotels

Texto: Johannes Luxner

Recomendar artículo

Los campos marcados con * son obligatorios.

No se guardarán los datos y direcciones de correo electrónico proporcionados ni se hará uso de ellos.

De
  • E-Mail Adresse gültig
ParaCampo obligatorio
  • E-Mail Adresse gültig

Asunto: Recomendación de www.wien.info

Valorar artículo
Valorar artículo

Comentarios para la redacción de wien.info

Los campos marcados con * son obligatorios.

Se ha producido 1 error. Se han producido errores.

    TratamientoCampo obligatorio
    • E-Mail Adresse gültig

    ¿Ganas de más?